Ir al contenido principal
La mejor forma de apoyar al blog es difundirlo. Si además quieres colaborar para que siga libre de anuncios, invítame a un café pinchando en el botón azul
Get it on Apple Books

Llegando a lo importante: ¿Qué es la Evaluación Formativa?

Orígenes

Ya puedes leer esta entrada en la nueva versión del blog. Accede pinchando aquí.


Michael Scriven acuñó el término evaluación formativa en 1967 para describir el papel que la evaluación podría jugar en la mejora del currículum. Dos años después, Bloom aplicó el mismo concepto a la hora de calificar: "Es mucho más efectivo el uso de la evaluación formativa si es separada del proceso de calificación y usada primordialmente como ayuda a la enseñanza-aprendizaje".

Aunque los educadores usaron este concepto muy infrecuentemente en los veinte años siguientes, poco a poco se publicaron revisiones que insistían en la importancia de usar la evaluación como herramienta para el aprendizaje. Una de estas revisiones se realizó en el marco del proyecto Cognitively guided instruction (CGI, enseñanza guíada cognitivamente). Hubo varias revisiones posteriores, en las que además (añadimos un dato importante) de analizar el uso de la evaluación en el aprendizaje se establecía que cuando los docentes confían en la evidencia para tomar decisiones acerca de qué hacer, los estudiantes aprenden más. 

Y llegamos a 1998, cuando Dylan Wiliam (el autor de este libro) junto a Paul Black comienzan una revisión de lo publicado acerca de la evaluación formativa. ¿Cómo lo hicieron? Revisando uno a uno todos los números publicados de 66 revistas científicas de educación y psicología, extrayendo de esa búsqueda 250 estudios relevantes y de condiciones muy variadas: edades, países, realidades socioculturales, etc. Sin embargo, la evidencia de que la evaluación formativa funcionaba en todos esos contextos la definía como una herramienta eficaz y robusta que merecía la pena desarrollar.  

Y fue desarrollada con un pequeño experimento: reclutaron a 24 profesores de matemáticas de Secundaria en 6 escuelas de 2 distritos de Inglaterra. Les impartieron talleres sobre evaluación formativa durante 18 meses, incidiendo en cómo la evaluación directa en el aula puede ayudar al aprendizaje. Durante el curso posterior visitaron a esos profesores y les vieron implementar las técnicas en el aula. Al finalizar, evaluaron el progreso medio de los alumnos en ese curso. Se había duplicado. Como siempre, para los curiosos y escépticos (y hacéis bien) tenéis el artículo científico aquí. 

Pero... ¿qué es exactamente?

Después de tanta historia, muchos os estaréis preguntando entonces en qué consiste exactamente. La definición que Paul Black y Dylan Wiliam dieron después de sus investigaciones es esta: todas las actividades preparadas por los profesores y/o sus alumnos, que proveen información usada como feedback para modificar las actividades posteriores de enseñanza y aprendizaje que se lleven a cabo con esos alumnos. 

Otros autores la definen como: el proceso usado por los docentes para reconocer y responder al aprendizaje de sus alumnos para potenciar ese aprendizaje durante el aprendizaje (subrayado incluido en la definición). Y nuestros amigos de la OECD lo definen como una evaluación frecuente, interactiva del progreso y nivel de comprensión de los alumnos para  ajustar la enseñanza apropiadamente

Lo importante de todas estas definiciones es su carácter de proceso.

Me permito aquí un resumen que puede ser clarificador: la evaluación formativa está desligada, en principio, de la calificación. Se trata de pensar cómo puedo interactuar con los alumnos mientras están aprendiendo para fortalecer ese aprendizaje. Por ejemplo, si pido una definición de un proceso y un alumno responde con su definición, en vez de pasar al siguiente alumno me detengo y le pregunto: ¿Puedes reformular lo que has dicho utilizando más palabras técnicas? Lo que estoy haciendo es darle un feedback concreto y directo, y pedirle que lo procese y que responda a él inmediatamente. Esto es un ejemplo de evaluación formativa, y siendo un iniciadísimo aplicador de ella tengo que decir que los resultados son sorprendentes. Veremos muchas técnicas propuestas en este libro más adelante y otras propuestas en esta entrada.

En resumen

La evaluación formativa implica:
  1. Proveer feedback concreto y efectivo a los alumnos y alumnas
  2. Implicar activamente a los estudiantes en su propio aprendizaje
  3. Ajustar el aprendizaje en función de los resultados de esta evaluación
  4. Reconocer la profunda influencia de la evaluación en la motivación y autoestima de los alumnos, siendo ambas cruciales en el aprendizaje.
  5. Establecer como necesario que los estudiantes sean capaces de autoevaluar su aprendizaje y comprender cómo mejorar.

Un ejemplo para terminar

Una profesora de historia ha estado hablando del conflicto de la subjetividad en las fuentes históricas. Tres minutos antes de que acabe el tiempo de clase, los alumnos reciben una tarjeta con una pregunta escrita: "¿Por qué preocupa a los historiadores la subjetividad de las fuentes históricas?" Todos los estudiantes deben responder a la pregunta y entregarla según salen de la clase, como un "pase de salida". Una vez han salido de la clase, la profesora lee todas las respuestas y concluye que el nivel medio de comprensión de los alumnos es suficientemente bueno como para pasar al siguiente tema.

Este es un ejemplo de lo que el autor llama: toma de datos para la toma de decisiones. Lo que decide que la profesora vaya a explicar otra cosa en la clase siguiente no es la programación, o lo que toca. La profesora avanza porque tiene una evidencia de que sus alumnos entendieron la clase anterior. Ella sólo ha recopilado una mínima información, realista con el tiempo de que dispone, para tomar la decisión. En este caso, decide qué quiere hacer con los datos antes de recolectarlos.

Como veremos en las entradas siguientes, una evaluación funciona como evaluación formativa cuando la evidencia acerca del progreso de los alumnos es extraída e interpretada por los docentes. Éstos luego toman decisiones sobre los siguientes pasos que serán mejores, o estarán mejor fundados, que los pasos que habrían dado en ausencia de estas evidencias.

<< Entrada anterior                                                                                           Entrada siguiente >>

Entradas populares de este blog

Aprendizaje Visible para profesores, John Hattie

Ya puedes leer esta entrada en la versión mejorada del blog. Accede pinchando aquí. Una excepción Comenzamos un nuevo post que supone varias novedades. Al tratarse de un libro ya traducido al castellano, es una síntesis en una única entrada. El motivo es que se trata de un libro que hemos citado en numerosas ocasiones, y en este caso la intención es mostrar algunas de las ideas del autor que no han sido trabajadas en otras partes del blog. Como siempre, también es una invitación a pensar y a leer el libro entero si es de vuestro interés. ¿Aprendizaje Visible? El libro se llama así porque hace referencia a la parte del aprendizaje de los estudiantes que es visible para los docentes. Se centra por tanto en los atributos que marcan una diferencia visible y que se pueden identificar. Es una invitación a buscar el efecto que nuestra docencia tiene en el aprendizaje de los alumnos, y a crear una cultura en la que toda la escuela conoce el impacto (visible, una vez más) que tiene sobre

Retrieval Practice: la evocación en la práctica

Ya puedes leer esta entrada en la nueva versión actualizada del blog. Puedes acceder pinchando aquí.  La evocación en la práctica: estrategias concretas Comprender las evidencias mostradas en las dos primeras entradas sobre la "Retrieval Practice" es importante pero es solo la mitad del camino: hay que implementarla mediante estrategias concretas que se realizan habitualmente en el aula. Comenzamos: Un cartel para recuperar El objetivo de este material es promover las discusiones verbales entre compañeros sobre el contenido que se haya trabajado previamente, así que recuperarlo de la memoria haciendo esto. Aquí tenéis una adaptación mía a algunas de las propuestas del libro. Como veis, se trata de proponer una serie de preguntas sobre lo que ya saben de un tema. No al principio de curso, sino al principio de cada clase. Blake Harvard nos ofrece algunas de las ventajas de esta sencilla técnica: Son generales y un mismo cartel puede aplicarse a varias asignaturas. Se fomenta la

Alternativas a la corrección escrita (por @PearceMrs)

Ya puedes descargar esta entrada en pdf en la nueva versión del blog. Accede pinchando aquí. Introducción a las alternativas a la corrección escrita Elaborado por Jade Pearce j.pearce@walton.sta ff s.sch.uk Twitter: @PearceMrs  Método 1 - Retroalimentación verbal en toda la clase Paso 1 - Recoge y lee el trabajo de los alumnos, rellenando una ficha por cada clase (no una por alumno) en la que figuren de manera conjunta: - los conceptos erróneos más comunes - los errores de escritura (ortografía y gramática) más comunes - las principales áreas de mejora - las principales cosas que los alumnos hacen bien - los buenos ejemplos de trabajo para compartir con la clase. Paso 2 - En la siguiente clase, comparte esta información con los alumnos. Esto puede ser a través de una diapositiva de PowerPoint, por escrito o compartiendo verbalmente tus anotaciones escritas. También es bueno compartir