Ir al contenido principal
La mejor forma de apoyar al blog es difundirlo. Si además quieres colaborar para que siga libre de anuncios, invítame a un café pinchando en el botón azul
Get it on Apple Books

Un clásico desconocido: Hidden Lives of Learners Parte II

Sobre la labor de los docentes

Como dijimos en la entrada anterior, Nuthall busca evidencias sobre el proceso de aprendizaje. Él compara esta búsqueda con la idea de una dieta sana: todos tenemos preferencias en la comida que os gusta, pero los procesos metabólicos y los nutrientes que existen son similares en todos los seres humanos. Por tanto, los profesores y los alumnos pueden tener preferencias por un tipo de actividades. Pero el proceso de aprendizaje subyacente, es decir, cómo aprende el cerebro, es esencialmente el mismo.

La forma en la que los alumnos adquieren nuevos conocimientos y habilidades se basa en cómo aprende el cerebro, y ésta tiene que ser generalmente la misma para la mayor parte de los alumnos. Esto es lo que se trata de averiguar. ¿Podemos decir algo acerca de la forma en que aprenden los alumnos?

La motivación 

En los primeros capítulos se critica de forma extensa la formación que, normalmente, reciben los docentes. Para Graham Nuthall la motivación es un elemento más, pero no debe sustituir al modo en que ocurre el aprendizaje, como hemos acabado diciendo en el primer párrafo.

Los alumnos pueden, por tanto, estar muy motivados e implicados en actividades interesantes pero sin estar aprendiendo nada. El aprendizaje requiere motivación, pero por sí misma la motivación no lleva al aprendizaje.
Entonces, ¿qué debemos buscar? Debemos buscar un cambio entre lo que se sabía antes y lo que se sabe después. Una labor docente efectiva consigue que el alumno aprenda.  Y eso, inevitablemente, lleva a la motivación del alumno porque está aprendiendo.

La situación previa de los alumnos

Uno de los datos recabados en el estudio que más nos puede llamar la atención es que, de media, el alumno ya conoce el 50% de lo que se va a enseñar en clase. Como dicta el sentido común, no es uniforme. Algunos alumnos sabrán casi el 100% de esa sesión en concreto y no de otras. En una misma sesión habrá alumnos que sepan casi todo y otros cuyos conocimientos previos no lleguen al 15%. Pero, según el autor, es innegable que siempre saben algo.

Lo que el autor ha comprobado: 4 premisas previas

1. Los estudiantes aprenden lo que hacen, y esto incluye comportamientos e interacciones. Si el alumno aprende que amedrentando a sus compañeros consigue copiar unos ejercicios y tener una nota de clase muy alta, eso también es aprendizaje dentro del aula. Claro, esto implica que la labor del docente va mucho más allá de programar actividades y de metodología. También debería ejercer una supervisión sobre lo que los alumnos aprenden de sus interacciones. 
2. Las relaciones entre compañeros de aula determinan en gran medida el aprendizaje. Esta premisa reincide en la importancia de crear un ambiente en clase que mejore las oportunidades de aprendizaje de todos los alumnos y no al contrario. El colegio como organización y el profesor como responsable del aula deben poner toda la carne en el asador para cuidar este "mundo oculto" de relaciones entre los alumnos. Volveremos a ello en la siguiente entrada.
3. Esta premisa está recogida en TODOS los libros que comentaremos en este blog: La labor docente mejora espectacularmente cuando conseguimos formular preguntas potentes. "Ask big questions". Que las preguntas no sean cerradas, induzcan al pensamiento y a la revisión de las ideas. También hablaremos de ello más extensamente en futuras entradas.
4. Las actividades más efectivas son las que gestionan los propios alumnos. La actividad de aprendizaje ideal, en línea con las tres premisas anteriores, tendría estas características:

  • se enfoca a la solución de un problema o cuestionamiento que es significativo en las vidas y cultura de los estudiantes.
  • esa pregunta puede dividirse en problemas más pequeños y vinculados, que enganchan a los alumnos en un trabajo intelectual intenso (esto es importante: si el trabajo intelectual no requiere mucho esfuerzo, no funciona).
  • el profesor tiene oportunidad de monitorizar la evolución de los alumnos en cuanto a su comprensión de esos pequeños problemas y cómo los relacionan.
  • todo ello permite a los alumnos, de alguna forma, gestionar su aprendizaje resolviendo esos pequeños problemas y avanzando progresivamente hacia la solución del problema del primer punto.

La evaluación

La evaluación efectiva será uno de los puntos fuertes de este blog, comentando el libro "Formative Assesment" de Dylan William que podéis leer pinchando aquí . Pero Nuthall ya nos dice algunas cosas interesantes.

Para empezar, empecemos con un ejercicio curioso que el autor propone en el libro. Elige, sin consultar la wikipedia, la opción correcta a la pregunta: ¿Cuál es la capital de Laos?
- Laotse              - Ban Nakang            - Viangchan             -Naphang

¿No lo sabes? No te preocupes, yo tampoco. Ahora haremos la misma pregunta: ¿Cuál es la capital de Laos? Elige la opción correcta.
- Londres           - Tokio                        - Viangchan            - París

Evidentemente, con las últimas cuatro opciones, es Viangchan. Esto sucede por un tipo de función de la memoria que se llama de reconocimiento. Si el alumno responde a la primera pregunta es por "direct recall" o por recuerdo directo. Conoce la capital de Laos. Si el alumno responde a la segunda opción es porque reconoce las otras tres respuestas. Conoce París, Londres y Tokio; y su capacidad lógica le induce a escoger la opción correcta. Lo importante no es que una pregunta sea mejor que otra, sino que trabajan funciones diferentes de la memoria. Los docentes deberemos ajustar cuándo usar un tipo de pregunta y cuándo otro. 

De ahí la importancia de que en la evaluación se formulen al alumno preguntas muy muy bien pensadas. Cuando los alumnos trabajen para responder a esos cuestiones, deben hacer un uso considerable de sus conocimientos previos y enzarzarse en un proceso de deducción lógica y búsqueda inteligente. La respuesta no será elegida a no ser que tenga sentido en el contexto de los conocimientos del alumno. En sucesivas entradas nos acercaremos a la gran duda: ¿cómo conseguir esto? Lo veremos próximamente...
<< Entrada anterior                                                                                          Entrada siguiente>>

Entradas populares de este blog

Aprendizaje Visible para profesores, John Hattie

Ya puedes leer esta entrada en la versión mejorada del blog. Accede pinchando aquí. Una excepción Comenzamos un nuevo post que supone varias novedades. Al tratarse de un libro ya traducido al castellano, es una síntesis en una única entrada. El motivo es que se trata de un libro que hemos citado en numerosas ocasiones, y en este caso la intención es mostrar algunas de las ideas del autor que no han sido trabajadas en otras partes del blog. Como siempre, también es una invitación a pensar y a leer el libro entero si es de vuestro interés. ¿Aprendizaje Visible? El libro se llama así porque hace referencia a la parte del aprendizaje de los estudiantes que es visible para los docentes. Se centra por tanto en los atributos que marcan una diferencia visible y que se pueden identificar. Es una invitación a buscar el efecto que nuestra docencia tiene en el aprendizaje de los alumnos, y a crear una cultura en la que toda la escuela conoce el impacto (visible, una vez más) que tiene sobre

Retrieval Practice: la evocación en la práctica

Ya puedes leer esta entrada en la nueva versión actualizada del blog. Puedes acceder pinchando aquí.  La evocación en la práctica: estrategias concretas Comprender las evidencias mostradas en las dos primeras entradas sobre la "Retrieval Practice" es importante pero es solo la mitad del camino: hay que implementarla mediante estrategias concretas que se realizan habitualmente en el aula. Comenzamos: Un cartel para recuperar El objetivo de este material es promover las discusiones verbales entre compañeros sobre el contenido que se haya trabajado previamente, así que recuperarlo de la memoria haciendo esto. Aquí tenéis una adaptación mía a algunas de las propuestas del libro. Como veis, se trata de proponer una serie de preguntas sobre lo que ya saben de un tema. No al principio de curso, sino al principio de cada clase. Blake Harvard nos ofrece algunas de las ventajas de esta sencilla técnica: Son generales y un mismo cartel puede aplicarse a varias asignaturas. Se fomenta la

Alternativas a la corrección escrita (por @PearceMrs)

Ya puedes descargar esta entrada en pdf en la nueva versión del blog. Accede pinchando aquí. Introducción a las alternativas a la corrección escrita Elaborado por Jade Pearce j.pearce@walton.sta ff s.sch.uk Twitter: @PearceMrs  Método 1 - Retroalimentación verbal en toda la clase Paso 1 - Recoge y lee el trabajo de los alumnos, rellenando una ficha por cada clase (no una por alumno) en la que figuren de manera conjunta: - los conceptos erróneos más comunes - los errores de escritura (ortografía y gramática) más comunes - las principales áreas de mejora - las principales cosas que los alumnos hacen bien - los buenos ejemplos de trabajo para compartir con la clase. Paso 2 - En la siguiente clase, comparte esta información con los alumnos. Esto puede ser a través de una diapositiva de PowerPoint, por escrito o compartiendo verbalmente tus anotaciones escritas. También es bueno compartir